OTAZU PREMIUM CUVÉE WINE RHAPSODY
MASTER PREVIO PARA SU REVISIÓN

SINOPSIS DE LA OBRA

Hay registros en los que se informa que ya en el siglo XII, el rey de Navarra Carlos III El Noble, manifestaba beber con asiduidad los vinos elaborados en Otazu, lo que viene a demostrar que ya en la edad media se cultivaban vides y se hacía vino en el Señorío de Otazu. Estamos ante un concepto moderno, casual, extrovertido, que evoca Felicidad ante todo, pasión y diversión, elaborado en un entorno con muchísima historia.

El audio se inaugura con un arpegio de guitarra clásica seguida del fondo principal del tema. Cuerdas cortas y alegres que presentan desde el comienzo el carácter alegre de Premium Cuvée, pero cuidando mucho el minimalismo de su melodía para hacerla elegante y casual pero moderna al mismo tiempo. Notaremos como estas cuerdas se mueven en sentido circular durante la obra.  De fondo notaremos un sonido que envuelve la percusión, (contemporánea); a través de él percibiremos ciertas cosquillas en el oido que consiguen «relajar» la percepción olfativa, para dar entrada a la sintonía principal del tema, interpretada por un piano. 

Tras esta rápida presentación, nos sumergimos en un bosque cuyos sonidos de pájaros acompañados de golpes secos en la percusión nos harán aflorar los frutos rojos contenidos en Premium Cuvée, para a continuación refrescar la percepción sonora y organoléptica con un cuarteto de cuerda que abren el telón a las Sinestesias de Premium Cuvée.

 

 Esta es la parte central de la obra, y se estructura en cuatro tiempos:

a) La Canela, con un fagot metalizado que cambia constantemente la dirección del sonido y aflora sus armónicos

b) Una presentación del vino en dos idiomas (Inglés y Francés). Los dos idiomas se lanzan simultáneamente pero nunca coinciden en un mismo lugar, de modo que podemos dejar que el cerebro «elija» la lengua del mensaje sin que el otro se interponga.

c) Entramos en las sensaciones balsámicas, reforzadas por una especie de chisporreteo acústico y unos sintetizadores muy marcados. Se suma el piano a la fiesta, sentiremos como el tintineo del golpear de la copa de cristal donde degustamos el vino, y nos sumergimos nuevamente en un ambiente vegetal con agua. Este es el bloque dedicado a los balsámicos y la nuez moscada.

d) Por último, limpiamos cualquier atisbo de contaminación acústica con el silencio, la soledad de un concepto moderno en mitad de la nada (viiento y piano)

Retomamos la sintonía original de Premium Cuvée,   para en los últimos compases de la obra  atrevernos a evocar la historia de la tierra de donde procede, y un saxo rebelde que irrumpe en ese ambiente y se integra como lo que es: Un vino con el espíritu del siglo XXI, que no olvida su origen y la esencia de una tierra noble que lo vio nacer.

IMPORTANTE: ESTA OBRA NO ESTÁ LISTA PARA SU ENTREGA